lunes, 31 de octubre de 2011

Finalmente puedo desprenderme de aquel amor obsesivo, puedo ser yo misma, con mis metas, mis tacos, mis principios y con mis ganas de ser. Nunca había tenido ganas de ser, todo siempre lo circundó. Hoy soy libre y me enamora otro hombre. No puedo negar que las similitudes a veces me confunden. Muchas otras me pregunto que sera de su vida o si tal vez me recuerda al pasar por los miles de lugares donde estuvimos. Me lo pregunto retóricamente, en realidad no quiero saberlo, Ya no me interesa. HOY pienso que las mías siempre fueron batallas perdidas, Pero el final aquí NO lo escribo yo!.







2 comentarios:

  1. que bonito!

    me ha encantado!!!!!!

    Besines!

    ResponderEliminar
  2. Bien por el cambio, por el amor verdadero y por ti.

    Saluditos :)

    ResponderEliminar